Entrevista: Ildefonso Falcones en Sant Jordi

sant jordi 2013 007Como corresponde con la fiesta, rodeado de libros, rosas y también de una heterogénea masa de lectores en busca de su firma, hemos podido acercarnos al escritor barcelonés para que nos hable de la reciente publicación de La reina descalza (Grijalbo), su nueva obra de ficción histórica.

– ¿Cuál fue el nervio motor que ha dado impulso a su tercera novela?

IF– La idea surgió a través de la esclavitud en Cuba. Yo ya estudiaba el proceso a lo largo del siglo dieciocho y mediados del diecinueve, que es la época azucarera en la isla y en la que más cruelmente se ha tratado a los esclavos. Pero se me hacía muy cuesta arriba situar a la novela allí, por lo que decidí traer la acción a tierras más cercanas y hacer viajar a la esclava protagonista a España.

– Hecho que provoca el inevitable choque de culturas…

IF– Y también de la musicalidad, ya que los esclavos expresaban mucho mediante la música: se comunicaban con los dioses a través de ella, no por su propia voluntad, sino porque se decía que mientras un esclavo cantaba no pensaba, y por lógica trabajaba y producía más. Luego la forma de quejarse a sus amos era cantando lo que les pasaba, como una especie de “rap”, ya que no podían dirigirle la palabra a sus dueños, por tanto la música tenía mucho que ver en su vida cotidiana.

– Y de allí a la fusión de sus melodías con las de la propia tierra a la que son transportados.

IF– Y sí, con toda esa música a base de percusión decidí hablar del flamenco, de la unión con la música gitana, y a partir de allí la historia tomó impulso y fue saliendo como rodada.sant jordi 2013 001

– ¿Y esta fusión de presentación de nueva novela en la fiesta del libro tiene para usted su propia musicalidad?

IF– Sant Jordi es una fiesta maravillosa. Que los lectores y en particular los jóvenes tengan la oportunidad de acercarse a sus autores me parece estupendo. Tengo aún vivos los recuerdos de lo que disfrutaba cuando venía de niño y también cuando traía a mis propios hijos. Por suerte, hoy ya vienen solos.

Siempre nos quedará París

Salón del libro de ParísHace tan sólo unos días finalizó el Salón del Libro que se llevó a cabo en la ciudad de la luz. El acontecimiento que nuclea a editores,  autores y como siempre a un público ávido, se cerró con un clamoroso éxito de convocatoria (doscientos mil visitantes), hecho  que ha llevado a los organizadores a congratularse por la magnífica edición llevada a cabo este año en su página oficial.

En esta oportunidad la muestra contó con la ciudad de Barcelona como invitada especial. Y para rendir testimonio de su creatividad, hacia allí confluyeron autores jóvenes y  consagrados, de poesía,  novela y también ensayo, nombres como Jaume Cabré, Berta Marsé, Sergi Pàmies, Javier Cercas o Albert Sánchez Piñol y donde además, se rindió homenaje a los escritores Mercè Rodoreda o Manuel Vázquez Montalbán entre otros.

También, y como suele suceder en los grandes acontecimientos, la visita de personalidades de diferentes ámbitos colmó el pabellón de la Porte de Versailles, algunos para acompañar la presentación de sus libros otros para sumarse a la cita: políticos como el mismo presidente François Hollande, economistas como Jacques Attali, actores como Michel Galabru, Françoise Hardy o Juliette Greco en el apartado de las cantantes, y hasta deportistas como Lilian Thuram.

Así propios y ajenos se volcaron en los diferentes actos, fueran estos firmas de ejemplares, exposiciones, así como conformando parte de las diferentes mesas de debate. En cuanto a laSalón du livre - Albert Segura delegación catalana  más allá de las personalidades y sus trayectorias, permanecerá el recuerdo de la difusión de su literatura sin ningún tipo de limitación por la lengua de expresión, fuera esta castellana o catalana. Una iniciativa digna de ser imitada en el tiempo.