La frase

«No es cuestión que uno quiera estar o no comprometido. Se está comprometido por el solo  hecho de estar vivo, de estar consciente. El primero de todos los compromisos es la existencia; los demás son accidentales»  ( Eugène Ionesco )