«El rico le pone velas a la virgen, encarga misas, da limosnas a los mendigos, en cambio el  muzhik, ¿qué? No tiene tiempo ni para santiguarse, vive hundido en la miseria, ya ve qué  salvación le espera…»  Antón Chéjov – La dacha nueva )