Retazos de un verano

Entre ellas, se hacían muy visibles las historias que emergen de la saga Crepúsculo, de Stephenie Meyer, y las acaramelas novelas de Federico Moccia (Perdona si te llamo amor, Perdona pero quiero casarme contigo, etc.). Ahora bien, no sabemos a ciencia cierta si han ayudado  al entretenimiento de sus lectores, pero no cabe duda que han contribuido de forma significativa a la satisfacción de sus editores.

Stephenie Meyer

Aunque lo que en verdad llama la atención es que, siendo obras concebidas para un público eminentemente adolescente, muchos de sus lectores eran personas que pasaban por largo la barrera de los treinta. Por tanto, a menos que se trate de una nueva terapia amparada en el afán vampírico de mantenerse joven, nos mueve a la pregunta del millón ¿qué es lo que lleva  al público adulto a inclinarse por una lectura de neto corte romántico juvenil?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .