La frase

    “Grenouille  apartó la sábana del lecho. La magnífica fragancia de la muchacha, que se                  derramó súbitamente, cálida y masiva, no le conmovió. Ya la conocía y la disfrutaría, la              disfrutaría hasta la embriaguez más adelante, cuando la poseyera de verdad. Ahora se                trataba de empezar cuando antes, de dejar evaporar la menor cantidad posible; ahora se          imponía la concentración y la rapidez…”     ( El Perfume Patrick Süskind )